Una correcta higiene en la cama es imprescindible

resuntex.es sabanas foto 1

La incontinencia urinaria es una pérdida involuntaria de la orina, se tiene muchas ganas de hacer pis y por mucho que la persona se quiera controlar es imposible hacer que el esfínter lo sujete y acaba haciéndose pis encima. Aunque no lo creamos son muchas las personas que lo padecen y resulta ser un verdadero problema para quienes lo sufren, reduciendo en gran medida su calidad de vida. Suele ser más común en mujeres, en niños y en ancianos y se deben tener algunos hábitos de higiene para que no se produzcan olores y la persona en sí y los que lo rodean no se sientan en ningún momento incómodos. Seguro que más de uno lo conoce porque tiene o ha tenido una persona mayor en su casa como puede ser su abuelo o abuela que lo padecía, en los geriátricos y asilos o residencias, es muy frecuente que muchas personas mayores duerman con pañales a fin de evitar que por la noche puedan mojar la cama, de todas formas el personal sanitario debe tener muy en cuenta que ese aspecto es de suma importancia y los deben tener lo más cuidados posible.

Por ejemplo hay que tener las camas bien aseadas siempre, si hay que cambiar las sábanas a diario se cambian, por lo general en sitios así dependen de una empresa como resuntex una empresa que se encarga de suministrar todo el textil paras hospitales y residencias de buena calidad, es así como se aseguran de tener a mano ropa nueva y limpia a mano por lo que pueda pasar. En estos sitios son también de trabajar mucho con empapadores cama un producto muy utilizado en personas con incontinencia urinaria a fin de tener las camas siempre completamente limpias y alargar la vida del colchón. Son muchas las formas en los que los podemos encontrar, de una sola puesta, lavables, desechables, aunque hay sitios que para mayor seguridad suelen utilizar dos, uno como cubre cama que se ajusta de manera perfecta como una sábana bajera, y otro desechable que se pone debajo del cuerpo de la persona, suelen ser de tejido agradable que no molesta y protege al cien por cien. Son pequeños detalles que tenidos en cuenta pueden hacer que la calidad de vida de quienes lo sufren sea un poquito mejor y que puedan dormir en cualquier tipo de cama sin miedo a estropearla.