El formato no importa

desguacesonlineeu

Algunas de las piezas que prestan un muy importante servicio son de las más pequeñas, desde los tornillos y tuercas, pasando por los relés y llagando a los fusibles. Estos últimos se usan para dar protección al cableado y todo el equipamiento eléctrico del  automóvil. Estos abren el circuito (se funden) cuando se presenta una sobrecarga para proteger de que no se dañe el resto.

Los fusibles pueden ser de diferentes tipos y no todos son exclusivos para el uso de los coches. Los más comunes para vehículos son los de uña o cuchilla, que tienen dos conectores de metal que se encajan en los contactos, el resto de su cuerpo es plástico aislante. Los que son tipo Bosch o torpedo normalmente se les encuentra en coches europeos antiguos, sus terminales son cónicos y siempre miden 6×25 mm.

Muchos tienen la loca idea de usar papel aluminio u otros metales a manera de fusible. Esto lo único que puede hacer es ocasionar un incendio, por lo que siempre se debe usar los elementos correctos con su respectivo valor. Por suerte, existe una regla para evitar que estos se quemen fácilmente:

En un circuito eléctrico, lo recomendables es que el flujo de corriente no sea superior al 80% de lo que es capaz de soportar el fusible.

En función de lo anterior, si para algún circuito fluyen 8 amperes (A) el fusible a usar deberá ser de 10 amperes, ya que el 80% de 10 es 8. Es decir, debe ser un 80% en amperes del valor que es capaz de soportar el dispositivo. Se pueden evitar cables quemados con esta curiosa regla.

Identificación del amperaje soportado

Se identifican por color según su capacidad y son estándar para los vehículos, por lo que resultan fáciles de ubicar. Los más utilizados son:

  • Rojo 10 A
  • Azul 15 A
  • Amarillo 20 A
  • Transparente 25 A
  • Verde 30 A

En la caja de fusibles es común que se puedan encontrar algunos de reserva en varios colores. Es recomendable que para manipularlos apague los circuitos para evitar chispazos que pueden generar daños. Apague primero el automóvil y retire la llave del encendedor. Manipule los fusibles con la pinza plástica que trae esta caja para tal propósito.

Para reponerlos puede buscar unos de segunda mano, se encuentran de buena calidad y con garantía. Para ello consulte desguacesonline, es sorprendente la cantidad de desguaces que tiene asociado, y, por ende, manejan un enorme inventario entre todos. Es factible ubicar piezas desde las más pequeñas hasta las de gran tamaño.